¿De qué trata la Biblia?
La Biblia trata de las relaciones entre Dios y el hombre. Por medio de ella Dios se revela a sí mismo y da a conocer su voluntad y su propósito redentor.

Contiene, pues, la historia de la salvación.

Muestra la acción poderosa de Dios en la historia humana. Esa acción se ve de modo especial en la vida de un pueblo, el pueblo de Israel.